Completar el proceso de socio clínico ha supuesto para mí una alegría. Me he replanteado la forma de trabajar.

Completar el proceso de socio clínico ha supuesto para mí una alegría. Me he replanteado la forma de trabajar.

En SIODEC contamos con una nueva Socia Clínica: Elena Barra, a la que queremos agradecer el esfuerzo y la constancia, y felicitar por haber superado esta primera fase de acreditación de la excelencia profesional del recorrido didáctico de SIODEC, fundamentada en el aprendizaje y el crecimiento profesional.

Elena comparte con nosotros que sus padres tenían centros de ópticas y que no tenía muy claro qué quería estudiar. Finalmente se decidió por la diplomatura de óptica-optometría y al incorporarse al mundo laboral la apasionó tanto que hasta hoy no ha parado de estudiar.

Comenzó a formarse en optometría infantil con la ayuda de su hermana Estefanía, quien había conocido a María Soledad García, que organizó un curso en Madrid con el Dr. Robert Sanet, y a raíz de ahí se fue a California a completar su formación. Gracias a ello y a todo lo que invirtió en aparatos optométricos, vectogramas, anáglifos, etc., se animó a empezar a hacer terapia visual, y de eso hace ya 17 años. A continuación comenzó el Máster a distancia del CEO, con Mª Jesús Izquierdo, y ha seguido reciclándose y realizando cursos.

Elena se integró en SIODEC para poder conocer a otros profesionales y para que se reconociera su formación y considera que formar parte de SIODEC es la forma de diferenciarse de otros profesionales de la óptica, que realizan otros servicios, y de garantizar que todos los especialistas que realizan terapia tienen la formación adecuada.

Según Elena, con la optometría comportamental se evalúa el canal de entrada/salida visual para poder descartar cualquier obstáculo a nivel funcional que pueda estar interfiriendo en el aprendizaje y desenvoltura del niño en sus años de desarrollo, pudiendo de esta forma poner su granito de arena y contribuir al buen desarrollo del niño, junto con otros profesionales.

Completar el proceso de socio clínico para Elena ha supuesto una alegría. Confiesa que la experiencia le ha encantado, ya que se ha «replanteado la forma de trabajar» y ha visto clara la necesidad «de estar en continúo reciclaje porque el nivel es muy alto».

Elena anima a todos sus compañeros a empezar el proceso porque es una forma de salir de nuestra zona de confort y porque es una experiencia que enriquece y te hace crecer.

Elena está muy ilusionada por haber conseguido superar esta fase y lo que le preocupa actualmente es el hecho de estar impaciente por comenzar el Fellow. Considera que esta última fase del recorrido didáctico de SIODEC es la forma de autoretarse y mejorar profesionalmente, aparte de relacionarse con profesionales que le puedan aportar mucho, por su experiencia y dedicación plena a la optometría desde hace muchos años.

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con