Sònia Cervantes: “La Terapia Visual y la Optometría Comportamental han demostrado grandes resultados en menores diagnosticados con TDAH, ya que casi el 80% de la información que procesa el cerebro es por vía visual”

Sònia Cervantes: “La Terapia Visual y la Optometría Comportamental han demostrado grandes resultados en menores diagnosticados con TDAH, ya que casi el 80% de la información que procesa el cerebro es por vía visual”

Sònia Cervantes es licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona y Máster en Psicología Clínica y de la Salud. También es terapeuta Sexual y de Pareja, terapeuta Infanto-juvenil y educadora en Inteligencia Emocional. Además de sus intervenciones y colaboraciones en distintos medios de comunicación, saltó a la fama hace unos años por su participación en los programas de televisión Hermano Mayor (2010-2015) y El Campamento (2010-2011), donde tuvo la oportunidad de ayudar a decenas de adolescentes y a sus familias a reconducir sus vidas.

Actualmente desarrolla su actividad en el Centro Tempus, una consulta ubicada en Barcelona y compuesta por un equipo multidisciplinar que se encarga de ofrecer tratamientos en adicciones y trastornos de conducta.

Además, Sònia es docente y colabora en multitud de cursos y conferencias para distintos colectivos aportando su visión experta tanto en el mundo adolescente como en el ámbito del crecimiento y de la superación personal. También es autora de dos libros: Vivir con un Adolescente (Oniro, 2013), una obra orientada a ofrecer una mirada comprensiva y objetiva sobre la relación de padres e hijos donde, a través de un lenguaje constructivo y sin olvidar el buen humor, plantea claves para poder hacer frente a las principales dificultades que surgen en la convivencia familiar con adolescentes; y ¿Vives o Sobrevives? (Grijalbo, 2016), donde propone pautas para mirarnos a nosotros mismos, reencontrarnos y reeducarnos para vivir la vida lo mejor posible y disfrutar de lo que tenemos sin complicarnos la existencia.

En esta entrevista para SIODEC comenta diversos aspectos de interés sobre su trayectoria y experiencia profesional y reflexiona sobre la importancia del papel de los optometristas y del trabajo multidisciplinar en su campo de actividad profesional.

 1. ¿Cómo da el salto de la consulta a la televisión? ¿Cómo le ha influido esta faceta mediática en su desarrollo profesional?

En la segunda temporada del programa de televisión ‘Hermano Mayor’ buscaban una psicóloga con un perfil profesional parecido al mío para tratar el caso de celotipia que sufría el chaval que participaba en esa entrega. El equipo de producción me encontró y hubo un flechazo mutuo entre la dirección del programa y yo. Desde ese momento quisieron contar conmigo de forma permanente para el programa ‘El Campamento’ y para cinco temporadas más en ‘Hermano Mayor’. La repercusión mediática sin duda alguna ha marcado un antes y un después en mi trayectoria profesional. 

2. ¿Qué cree que ha podido aportar a la sociedad su trabajo en los distintos programas donde ha participado? ¿Piensa que ha podido servir para ayudar a algunas personas con problemas? ¿En qué sentido?

En primer lugar ha hecho pública la profesión de psicólogo, mostrando cómo se trabaja y se abordan las distintas realidades a las que nos enfrentamos día a día en nuestras consultas. Ha facilitado el acercamiento de la profesión a la sociedad, huyendo de falsos mitos o creencias erróneas que nos acercaban más a magos con capas o adivinos con bolas de cristal que a profesionales con formación académica. Obviamente, desde ‘Hermano Mayor’ buscábamos siempre un triple objetivo: principalmente ayudar a esas familias y a esos chavales que tanto estaban sufriendo, concienciar a la gente acerca de la realidad de la violencia filio parental, desgraciadamente cada vez más presente en miles de casas, y, cómo no, mostrar la opción de cambio. Transmitir a todas aquellas personas que lo están pasando mal que es posible salir adelante con ayuda profesional. 

3. Está muy especializada en adolescentes e incluso ha escrito el libro ‘Vivir con un adolescente’ sobre este colectivo. ¿Por qué le interesan? ¿Qué les hace especiales para usted?

Me encanta la intensidad emocional con que viven todo. La pasión que le ponen a la vida. Se trata de una intensidad que, desgraciadamente, vamos apagando a medida que nos adentramos en el mundo de los adultos. Es fascinante acompañarles en esa época de construcción y crecimiento. 

4. ¿A quién puede servirle este libro? ¿Es recomendable para padres con problemas con sus hijos adolescentes o para cualquier tipo de familia, a pesar de que tengan una buena relación? ¿Por qué puede serles de utilidad?

A padres, madres, educadores, psicólogos., etc. Es decir, todo aquel que esté fascinado, interesado y comprometido en la educación del adolescente. Es un manual muy práctico y asequible a todo el mundo, donde intento reflejar mi concepción de la educación en la fascinante y, a veces complicada, adolescencia. 

5. Como especialista en Psicología Clínica y de la Salud, ¿cómo conecta la Optometría Comportamental con su profesión?

Como una herramienta más de trabajo multidisciplinar, una terapia de apoyo y soporte altamente recomendable en muchos casos. Las mejoras observadas son realmente significativas. 

6. ¿De qué forma los optometristas y otros profesionales que intervienen en la mejora del rendimiento (estudios, trabajo, etc.) pueden conseguir que el paciente (niño o adulto) asuma como propio el reto de su mejora?

Se consigue gracias a la autonomía adquirida, el esfuerzo realizado y los resultados obtenidos. El niño va logrando metas y notando mejoría comportamental lo que, a su vez, va reafirmando su autoestima y seguridad personal. 

7. Y en cuanto a la Psicología Infantil, ¿cuáles son los problemas más comunes? ¿Se encuentra habitualmente casos de problemas de aprendizaje?, ¿trabaja mucho con optometristas en este sentido?

Trato básicamente trastornos del comportamiento y emocionales. Si bien es cierto que desde nuestro Centro Tempus contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales que abordan, desde la Psicología y otras disciplinas, trastornos de aprendizaje, la Terapia Visual ofrecida por centros especializados nos está siendo de gran ayuda. 

8. ¿Qué aspectos considera fundamentales cuando se trata a un niño con TDAH? ¿Qué papel piensa que deben jugar los optometristas comportamentales en estos casos?

Ante todo comprensión e información acerca del trastorno, hay mucha creencia errónea asociada que, en vez de ayudar, empeora las cosas. Una vez diagnosticado hay que entender qué sucede y por qué y para ello es necesario ponerse en manos de buenos profesionales. La Terapia Visual y la Optometría Comportamental han demostrado en este campo grandes resultados, teniendo en cuenta que casi el 80% de la información que procesa nuestro cerebro lo hace por vía visual. 

9. ¿Qué consejo daría a unos padres que se enfrentan a problemas de este tipo con sus hijos? ¿Qué deben saber y qué tipo de actitud frente a la situación puede beneficiar a su hijo?

Deben ser atendidos con mucho cariño, tolerancia y paciencia. Las instrucciones deben ser claras, precisas, utilizando siempre un lenguaje positivo. Hay que asegurarse de que nos están prestando atención y asegurarnos de que han comprendido las indicaciones. Siempre motivarles hacia la acción y utilizar mucho el refuerzo positivo más que el uso de castigos o sanciones. 

10. ¿Cuál es la mayor satisfacción que ha sentido en su trabajo? ¿Hay algún caso que la haya marcado de forma positiva?

Cada uno de ellos representa algo especial para mí. La mayor satisfacción es siempre esa sonrisa o ese brillo en los ojos que, en un momento dado, aparece en las caras de los pacientes. Ahí siento algo difícil de verbalizar que hace que, a pesar de las muchas dificultades y del desgaste emocional que supone en ocasiones, ame cada día más esta profesión. 

11. ¿Y algún caso que le haya llevado a plantearse a tirar la toalla por la dureza o dificultad que suponía para usted?

Soy muy tozuda, me cuesta mucho tirar la toalla y cuando me propongo algo no suelo parar hasta que lo consigo, pero también hay que ser realista y aceptar que, en ocasiones, por las razones que sean, no es posible solucionarlo todo. Bien porque la ayuda no ha sido efectiva o porque hay quien decide no recibirla. Trabajar el nivel de tolerancia a la frustración y aceptar que no siempre tendrás éxito y que las cosas no siempre saldrán bien forma parte de toda terapia y de la vida en general. 

12. Usted es terapeuta sexual y de pareja y terapeuta infanto-juvenil. ¿Es distinto el proceso de intervención en niños al que se aplica en un adulto?, ¿cuáles son las principales diferencias y cómo se concretan en cada caso?

Es distinto. El mundo adulto y el mundo adolescente son dos universos bastante diferentes. En primer lugar ya hay una diferencia claramente marcada y es que, en el caso de niños y adolescentes, no suelen venir por voluntad propia como un adulto, y ese es el primer hándicap al que hay que hacer frente. Por otro lado, al trabajar con adolescentes tienes que conectar con su lenguaje, estar al día con su mundo, con la manera que tienen de ver las cosas. Bajo ningún concepto hay que ser su colega pero deben percibir cierta empatía y conexión. Si no es así no se abren. 

13. Tanto en el campo del trabajo con adolescentes como en otros ámbitos distintos, ¿qué importancia tiene la colaboración entre especialistas? ¿Es importante el trabajo multidisciplinar en el terreno de la Psicología para lograr mayores avances? (por ejemplo, con el campo optométrico).

Sí. En nuestro centro trabajamos en equipo. Hay problemáticas que requieren un abordaje multidisciplinar para obtener mejores resultados, que se generalicen y se mantengan en el tiempo. Además, cuatro ojos ven mejor que dos, nunca mejor dicho. 

14. ¿Qué retos a medio o largo plazo presenta la interdisciplinariedad en cuanto a nuevas tendencias o nuevos desafíos?

Tenemos que integrar todos la visión de colaboración más que de competencia entre nosotros. Cada profesional debe ser muy consciente de los recursos que dispone y hasta dónde puede llegar su disciplina, y no dudar en colaborar con otros profesionales si de esta colaboración el paciente saldrá siempre ganando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con