¡Seguimos sumando! ¡Descubre qué dos optometristas son nuevas Socias Clínicas de SIODEC!

¡Seguimos sumando! ¡Descubre qué dos optometristas son nuevas Socias Clínicas de SIODEC!

En SIODEC contamos con dos nuevas Socias Clínicas: Ana Isabel Conchillo y Sonia Guillén, a las que queremos dar nuestra más sincera enhorabuena por su esfuerzo y dedicación y por haber superado con éxito esta primera fase de acreditación de la excelencia profesional de la escala de SIODEC, que engloba aprendizaje y crecimiento profesional.

 

Ana Isabel Conchillo

Desde muy pequeña tuvo una clara vocación sanitaria así que, llegado el momento de elegir una profesión, al informarse bien, se sintió atraída por la optometría, lo que, afirma que sin duda ha sido todo un acierto. Cuenta con un largo recorrido profesional y en la actualidad es la directora del Área de Terapia Visual y Visión Infantil de Federópticos Trinidad en Úbeda.

Para Ana SIODEC es el punto de encuentro obligado para todos aquellos profesionales, optometristas y no optometristas, que tienen en cuenta la visión. Es el lugar donde velan por los intereses de los asociados, la formación, la profesionalidad, etc. En sus palabras, SIODEC representa el futuro de todos los profesionales de la optometría.

Define la optometría comportamental como “la rama de la ciencia que engloba a los optometristas que entienden la visión como un proceso integrador del ser humano”.

Empezó el proceso de socio clínico hace años y por diferentes motivos no pudo completarlo. Apunta que actualmente el proceso de acompañamiento de los mentores y la gestión del proceso en sí es impecable … “gracias a mi mentora, Lucila To, a pesar de mi poco tiempo, me ha supuesto un apoyo fundamental para poder terminar con el caso clínico. Gracias al caso que presenté, he descubierto lo difícil que es plasmar con palabras tu modelo de pensamiento para que los demás puedan entenderte.”

Ana anima a todos sus compañeros y compañeras a empezar el proceso de socio clínico: “sin duda os hará crecer como profesionales y como personas al compartir con los mentores y correctores vuestros casos».

Le sigue ilusionando el aprendizaje continuo y cree que la visión sigue siendo algo por descubrir. “La neurociencia no hace más que darnos argumentos sobre la realización de nuestro trabajo que con el tiempo se van a ir convirtiendo en razones de peso científicas que avalen el mismo y nos hagan ir con la cabeza bien alta”.

En este momento no se plantea empezar el proceso de Fellow, pero se conoce y supone que en breve “me entrará de nuevo la necesidad de compli/implicarme un poquito más”.

Sonia Guillén

Desde siempre tuvo claro que quería trabajar con personas. “Poder ayudar a los demás a alcanzar su máximo potencial siempre ha sido mi objetivo, la optometría me abrió esa puerta y la terapia visual lo ha hecho realidad. Siento que debo devolver todo lo que la optometría ha hecho por mí.” Como optometrista, Sonia no conoce límites, por eso no es de extrañar que el centro que dirige actualmente se llama Optometría sin límites.

Para Sonia SIODEC es como una familia, un lugar en el que se reúnen optometristas y otros profesionales que aman su trabajo. Forma parte de SIODEC con el objetivo de seguir formándose para ser mejor profesional, ayudar a que la profesión del optometrista sea cada vez más conocida y mejor considerada. Y está convencida de que este camino no acaba más que empezar.

Comparte con nosotros que la optometría comportamental es “considerar a la persona como un todo, no solo sus ojos. Unir todas las piezas y ayudar a esa persona a que alcance su máximo rendimiento. Saber que no hay dos personas iguales y por ello hacer un diagnóstico y tratamiento individualizado de cada paciente, según sus necesidades. La optometría comportamental es cambiar vidas y a la vez, ir cambiando tú.” 

Superar el proceso de socio clínico ha supuesto para ella dar un paso más en su carrera. “Sentir que de verdad he completado un proceso de aprendizaje, he vuelto sobre mis pasos analizando mi forma de trabajar (cosa que deberíamos hacer más a menudo) y esto me ha hecho crecer como profesional. Y por supuesto, me siento muy orgullosa de haberlo logrado.”

Sonia anima a todos sus compañeros a empezar el proceso puesto que “dar validez a tu trabajo, reflexionar sobre tu forma de trabajar, te hace crecer y en nuestra profesión siempre deberíamos estar creciendo.”

Le ilusiona su trabajo y para ella la terapia visual y la optometría son su vida. “No me veo haciendo otra cosa, me ilusiona poder dar aun más de mí y seguir aprendiendo a la vez que crezco.”

Considera que hay que seguir luchando por que se nos conozca el trabajo, la experiencia y formación de los optometristas, “ayudamos mucho a las personas y eso debería ser reconocido”.

A Sonia sin duda el proceso de socio clínico le ha ayudado a crecer a nivel personal y profesional, por lo que estaría encantada de poder ser Fellow. Además, cree que tener estas categorías en una sociedad científica como SIODEC, nos hace crecer como entidad.

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con