Linda Sanet: “La visión afecta a cada aspecto de la vida de una persona. Cuando funciona bien, apoya el rendimiento; cuando hay deficiencias, se tienen dificultades para llegar al potencial completo”

Linda Sanet: “La visión afecta a cada aspecto de la vida de una persona. Cuando funciona bien, apoya el rendimiento; cuando hay deficiencias, se tienen dificultades para llegar al potencial completo”

Linda Sanet, prestigiosa terapeuta visual de Estados Unidos, ha obtenido este año el reconocimiento ‘Making VT Visible’ por su contribución y esfuerzo durante años en la difusión y defensa de la Optometría Comportamental y la Terapia Visual. Colabora con el College Optometrists in Vision Development (COVD) y, en su honor y en el de su marido, Bob Sanet, SIODEC creó los premios ‘Bob y Linda Sanet’, que se entregan durante la celebración de cada congreso. En esta entrevista tratamos con ella más en profundidad distintos asuntos de su trayectoria profesional.

1. Estaba realizando el doctorado en Filosofía cuando decidió interesarse por la Optometría y la Terapia Visual. ¿Qué despertó su interés?

Después de un accidente muy grave de coche, mi marido Robert se quedó con una hipertropia de 16 dioptrías prismáticas y visión doble. Llevaba gafas muy pesadas para eliminar la diplopía. Varios años más tarde comenzó un programa de Terapia Visual con el doctor Ralph Schrock, uno de los pioneros en el campo de la rehabilitación visual. Cuando vi las mejoras y cómo fue cambiando su vida, no solo en sus ojos sino también en él como persona, decidí que esto era donde quería dirigir mis energías. Dejé la idea de los estudios de Filosofía y comencé a formarme en el campo de la Terapia Visual.

2. Comenzó con un programa de voluntariado, pero rápidamente fue formándose hasta recibir multitud de premios y menciones honoríficas. Hoy en día es un referente a seguir en la Optometría Comportamental. ¿Qué beneficios encontramos en esta terapia?

No sé por dónde empezar a responder. La visión es omnipresente en todo el cerebro, lo sabemos por los estudios de neurología. La visión está representada en cada lóbulo del cerebro y hay, al menos, 35 áreas del cerebro que están involucradas en el proceso visual, de una u otra manera, y por lo menos 305 vías intra-corticales conectándolas de diversas maneras. Cada aspecto en la vida de una persona, quiénes somos, lo que hacemos y cómo lo hacemos, está afectado por la visión. Cuando la visión funciona bien, apoya el rendimiento; cuando existen deficiencias en la visión, una persona tendrá dificultad para llegar a su potencial completo.

3. Además del premio Presidente COVD y de la concesión anual COTV, ha recibido hace poco el reconocimiento Making VT Visible, un gran premio público a su contribución en la Terapia Visual y al desarrollo de la visión. ¿Qué ha significado?, ¿cómo repercute en su carrera profesional?

Mis padres me ayudaron a entender que hay mucho que agradecer. Y que tenía la obligación de dar y contribuir con lo que pudiera y como me fuera posible. Cuando tenía 26 años me di cuenta de que la Terapia Visual era mi pasión. En inglés decimos “pay it forward”, que consiste en compartir sus riquezas con aquellos que son menos afortunados.

4. ¿Podría hablarnos del programa Sanet Vision Integrator (SVI), que además lleva su apellido y el de su marido?

Es un software que usa un monitor de pantalla táctil. Está diseñado para mejorar habilidades visuales para una amplia gama de pacientes con problemas de aprendizaje, ambliopía, visión deportiva y traumatismo. Se puede utilizar para mejorar habilidades visuales, como por ejemplo seguimientos, sacádicos, estabilidad de fijación, coordinación ojo-mano, tiempo de reacción visual, automaticidad o sensibilidad al contraste, además de secuenciación visual y auditiva y memoria.

También es muy efectivo trabajando con la mejora de la agudeza visual en pacientes con ambliopía, pacientes con pérdida del campo visual, negligencia visual-espacial y problemas de integración visual-vestibular, así como con pacientes con problemas de ritmo, lectura y matemáticas.

5. La Optometría Comportamental cuenta con bastante más experiencia y desarrollo en Estados Unidos que en España. ¿Cuáles son los motivos principales?

Incluso en Estados Unidos, los profesionales optometristas han tenido que luchar duro, y durante un largo tiempo, para convertir la Optometría en una profesión que sea algo más que “vendedores de gafas”, por así decirlo. Uno de los aspectos más importantes para ganar esta “pelea” fue mejorar la educación y formación de los optometristas y cambiar las leyes de cada uno de los 50 Estados para apoyar la Optometría como una profesión de verdad y no un “negocio”. Creo que una cosa que nos ayudó en Estados Unidos para que la Optometría exista como una profesión, como es la medicina por ejemplo, fue que cada Estado tiene sus propias leyes “contra la discriminación”.

En otros países, como España, esta misma lucha continúa, pero la profesión médica es lo suficientemente fuerte como para frustrar estos esfuerzos en todos los frentes. No obstante, soy optimista y positiva en este punto, ya que las cosas están cambiando.

6. Sin embargo, España es uno de los países más avanzados de Europa en estas prácticas. ¿Podría decirnos qué países muestran mayores avances y cuáles comienzan a incorporarlos con más normalidad?

Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Gran Bretaña, Italia, los países escandinavos, Filipinas, Israel, México, Brasil, India y, por supuesto, España. Cada país está en una etapa diferente del viaje, pero la Terapia Visual está prosperando y creciendo cada vez más en estos territorios.

7. En general, ¿qué se podría hacer para que la Optometría Comportamental consiguiese mayor influencia y se normalizase en la sociedad?

Hoy en día contamos con medios de comunicación sociales que nos permiten comunicarnos en todo el mundo muy rápidamente. Tenemos sitios Web, blogs, canales de vídeos como YouTube y otros medios a nuestra disposición. Además, mi querida amiga Pilar Vergara ha escrito dos libros, con los que ha vendido miles de ejemplares, para ayudar a dar difusión a este campo en padres y pacientes.

En España contamos con muchos optometristas comportamentales bien formados que imparten cursos y desarrollan programas y estudios de investigación, y con los que podemos contar para dar respuesta a la demanda que existe entre la población española para estos tipos de tratamientos.

En mi caso particular, y el de muchos otros compañeros, nos movemos y participamos en sitios de Facebook que ayudan a educar a los padres y a otros profesionales sobre el papel de la visión en el rendimiento. También formo parte de la Junta de Examinadores del COVD (College of Optometrists in Vision Development). Uno de nuestros objetivos es animar a participar a más socios internacionales y elevar el nivel de la formación de optometristas y terapeutas.

8. ¿De dónde viene su idea de “Terapeuta Motociclista”?

En 1984, la OEPF (Optometric Extension Program Foundation) me pidió escribir una serie de capítulos para terapeutas. En el primer capítulo propuse la idea de “Terapeuta Motociclista”.

En la Universidad me había leído un libro que me conmovió profundamente: ‘Zen y el Arte de Mantenimiento de la Motocicleta’. El autor, Robert Pirsig, habla sobre los diferentes comportamientos que puede llevar a cabo cada uno en el mantenimiento de sus motocicletas, que él ve como una alegoría de la manera que vivimos nuestras vidas. Pirsig explica que hay algunos que no tienen ni idea de cómo cuidar una moto y prefieren echar mano de un mecánico cuando sea necesario. En cambio, Pirsig hace un gran esfuerzo para entender bien los kits de herramientas y manuales de instrucciones que vienen con la moto para cuidarla y realizar los ajustes por sí mismo. Así siempre está preparado para los imprevistos que puedan surgir cuando viaja.

En 1980 volví a leer el libro y comencé a examinar mi vida. Sobre todo, mi trabajo. Pensé en ser un “terapeuta motociclista”, como el tipo que contaba Pirsig. En este caso, la palabra “motocicleta” se utiliza como adjetivo y se refiere a la calidad y excelencia en hacer una tarea en particular. Y como he entrenado a terapeutas, esperaba que con ello pudiese motivar a que aspiraran a convertirse en “Terapeutas Motociclistas”.

9. Trabaja frecuentemente con niños y también se encuentra en un programa especial para deportistas olímpicos. ¿Qué le resulta más gratificante de su trabajo?

Prefiero trabajar con los niños. Mi grupo favorito son aquellos que van de 2 a 6 años de edad.

10. A grandes rasgos, ¿qué retos le queda aún por superar a corto y medio plazo a la Optometría Comportamental y, más concretamente, a la Terapia Visual?

Las cosas están cambiando, pero todavía tenemos un camino muy largo por recorrer para abrir las mentes de los que continúan encajados firmemente en el modelo médico. En Estados Unidos se están forjando en varios lugares colaboraciones entre la Oftalmología y la Optometría. Ojalá que esto continúe, ya que la colaboración entre ambos campos profesionales es lo que más le interesa al paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies