Joan Pérez: la ortoqueratología para frenar el crecimiento de la miopía

Joan Pérez: la ortoqueratología para frenar el crecimiento de la miopía

La Ortoqueratología ha demostrado que puede ralentizar hasta un 45%, aproximadamente, el avance de la miopía. Uno de los promotores de este tratamiento en España es Joan Pérez, que presentará su trabajo en el próximo Congreso de SIODEC, en Toledo, del 18 al 20 de mayo de 2017.  Su intervención será concretamente el viernes 19 de mayo de 09:00 a 10:00 horas.

Joan Pérez es diplomado en Óptica y Máster en Optometría y Ciencias de la Visión por la Universidad Politécnica de Cataluña, Máster en Adaptación Avanzada de Lentes de Contacto por la Universidad de Valencia y Fellow de la Academia Internacional de Ortoqueratología. Es vicepresidente de la Academia Europea de Ortoqueratología, miembro de la Junta Directiva de la Sección Española de Ortoqueratología y de la IACLE (International Association of Contact Lens Educators), así como del Consejo Técnico de Ópticos-Optometristas del Consejo Catalán de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias.

Durante su ponencia expondrá los beneficios de usar el tratamiento de la Ortoqueratología moderna, sobre todo en niños o adolescentes, comparándolo con el uso generalizado de lentes blandas para el control de la miopía. A continuación, Joan Pérez responde algunas cuestiones relacionadas con su trabajo:

  1. En líneas generales, ¿podría explicarnos en qué consiste la Ortoqueratología?

La ortoqueratología es un tratamiento que se realiza con unas lentes de contacto especiales denominadas de doble geometría inversa, que tienen como objetivo generar un moldeo corneal controlado mientras el paciente duerme con ellas. De esta forma, y tras quitarse las lentes al despertar, el paciente podrá disfrutar de una buena visión durante todo el día sin necesidad de usar gafas ni lentes de contacto. Se ha demostrado que la Ortoqueratología puede ser beneficiosa en niños y adolescentes para intentar frenar la evolución de su miopía.

  1. ¿Qué avances más significativos se han alcanzado en esta especialidad desde las lentes PMMA de George Jessen en 1962?

Han habido muchos cambios desde que Jessen, en 1962, adaptara las primeras lentes de geometría normal con el objetivo de reducir la miopía de sus pacientes, pero voy a centrarme únicamente en dos:

  • El material de las lentes. Hoy en día se usan materiales ultrapermeables al oxígeno, lo que permite que las lentes de Ortoqueratología se usen únicamente por la noche, consiguiendo un uso más cómodo de las lentes mientras se duerme.
  • La geometría de las lentes. Los diseños de lentes convencionales usados por Jessen evolucionaron primero a lentes de geometría inversa y, posteriormente, a doble geometría inversa, permitiendo que el tratamiento ortoqueratológico sea mucho más rápido, eficaz y predictible que en los albores de la técnica.
  1. Lo más común es el uso de lentes blandas, ¿a qué se debe ese desconocimiento en torno a esta técnica de moldeo corneal? ¿Qué las diferencia?

Para empezar, diría que a nivel general de usuarios hay un gran desconocimiento de la contactología en general. La mayoría de la gente piensa que las lentes de gas permeables son anticuadas o que están en desuso, cuando no es cierto.

Una lente de contacto blanda es una lente “compensadora” para que el paciente vea bien con ella puesta. Una lente de Ortoqueratología es una lente que, aunque se ve bien con ella, tiene otro objetivo. Realiza un tratamiento corneal, una modificación en la forma de la córnea, por lo que su funcionamiento es totalmente diferente a una lente normal (sea blanda o de gas permeable).

En cuanto al grado de conocimiento de la Ortoqueratología, yo distinguiría dos colectivos que desconocen la técnica: por un lado, la población en general y, por otro, los profesionales de la visión, incluyendo optometristas y oftalmólogos.

El desconocimiento de este tratamiento por parte de la población es consecuencia de que los profesionales tampoco la conocen. Hoy en día hay ya, no obstante, muchísimos compañeros ópticos-optometristas que practican Ortoqueratología, y muchos más que, sin practicarla, han realizado cursos formativos y pueden hablarle de ella a sus pacientes. En el ámbito de la Oftalmología también es una técnica que, poco a poco, va siendo cada vez más conocida y reconocida, sobre todo en su faceta como sistema para intentar frenar la miopía en niños y adolescentes.

  1. joanperez_ ¿Qué países son pioneros en incorporar la Ortoqueratología moderna?

Si nos basamos en la fecha de creación de las diferentes instituciones oficiales en cada país/continente, miembros de la Academia Internacional de Ortoqueratología, la  primera asociación creada fue en Australia en 1984 (Orthokeratology Society of Oceania), luego América en 2002 (American Academy of Orthokeratology) y, a nivel europeo, se creó en 2011 la Academia Europea de Ortoqueratología (EurOk). Actualmente, la mayor parte de los miembros de EurOk son italianos y españoles. Ahora bien, China destaca con más de 3.000 oftalmólogos adaptando lentes de Ortoqueratología.

  1. En ese sentido, ¿en qué punto se encuentra en nuestro país?

Considero que los adaptadores españoles somos unos privilegiados, ya que tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de laboratorios y diseños de lentes de Ortoqueratología para poder tratar la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía e, incluso, casos de post-lásik.

En cuanto al número de adaptadores, según una encuesta que realizamos el año pasado y que fue presentada en el último OPTOM, aproximadamente el 3% de los optometristas españoles estaría adaptando lentes de Ortoqueratología, porcentaje que estaría en la línea de otros países europeos.

Cabe destacar que de los trece Fellows europeos de la Academia Internacional de Ortoqueratología, tres somos españoles: mis compañeros Jaume Pauné, Juan Bolívar y yo mismo.

A nivel de investigación, en Ortoqueratología nuestros profesionales son punteros a nivel mundial. Por ejemplo, las tres últimas publicaciones durante el mes de noviembre relacionadas con la Ortoqueratología indexadas en PubMed son de autores españoles.

  1. Ha dado conferencias por multitud de países sobre esta técnica, sobre todo por el continente americano, ¿qué acogida tiene? ¿Influye el nivel socio-económico de la sociedad a la hora de incorporar estas lentes?

Si bien es cierto que la Ortoqueratología estaría en sus inicios en el continente sudamericano, los profesionales lo ven como una gran oportunidad para dar servicio a sus pacientes. La población en general todavía no conoce este tratamiento y, más que un problema económico por parte de los potenciales usuarios, creo que el problema principal es el de poder acceder a los productos que se están comercializando en otros puntos del mundo. La recién creada Academia Latinoamericana de Ortoqueratología y Control de Miopía está trabajando por difundir la técnica y formar a los profesionales en este ámbito.

Volviendo a España, a pesar de lo comentado anteriormente sobre el alto nivel de la Ortoqueratología a nivel profesional, todavía sigue siendo una gran desconocida entre la población en general. Afortunadamente, gracias al trabajo de aquellos que estamos involucrados en la docencia y la difusión de la contactología en general y de la Ortoqueratología en particular, el conocimiento por parte de los profesionales españoles es cada día mayor, por lo que la población está cada vez también más informada.

  1. La Ortoqueratología puede llegar a ralentizar la miopía hasta un 45% ¿Podría nombrarnos casos de éxito sorprendentes con los que se haya encontrado en su trayectoria profesional?

El primer caso que recuerdo relacionado con esta pregunta es el de un adolescente de 14 años. Cuando empezó el tratamiento de Ortoqueratología tenía -4.50D en cada ojo, con historial de subida en la graduación en cada control oftalmológico. Hoy, tras 7 años usando lentes de Orto-K, su miopía ha subido únicamente una dioptría en ambos ojos en todo este tiempo. Curiosamente, cuando a su hermano pequeño de 6 años le detectaron miopía (-2.25D en AO), sus padres no se lo pensaron dos veces y rápidamente le trajeron para adaptarle lentes de Orto-K. Hoy, tras 6 años de tratamiento, tiene una miopía de -2.50 y -3.75. Ambos hermanos siguen usando lentes de Ortoqueratología para compensar su miopía. Digno es de comentar que la madre de estos hermanos tiene una miopía muy elevada y el padre se sometió a una cirugía refractiva. A menudo me comenta que, de haber conocido la Ortoqueratología, no se habría operado.

Otro caso de éxito rotundo fue el de una niña de 9 años que le subía la miopía en torno a 1.5 dioptrías al año, evolución que podríamos considerar extremadamente elevada. Un año después del inicio del uso de lentes de Ortoqueratología, se le ha repuesto unas lentes iguales a las que se le adaptaron inicialmente, por lo que la miopía no le subió nada en el último año.

  1. Una persona con miopía avanzada, ¿podría también reducir su graduación gracias a esta técnica? ¿Qué tiempo aproximado se estima para conseguir una reducción favorable?

Si nos referimos a miopía avanzada como un alto grado de miopía, la respuesta es sí. En mi casuística en concreto, el tratamiento más alto que he realizado satisfactoriamente es el de una chica con -9.00D de miopía. Incluso hay diseños de lentes de Ortoqueratología específicas para alta miopía de hasta -15.00D. Pero hemos de ser muy cautos con estos casos, no todos tienen una resolución feliz y hay que valorar muchos aspectos que son claves para un tratamiento exitoso, tales como el diámetro pupilar, condiciones de iluminación en el ambiente laboral o si el paciente conduce por la noche, entre otras. Hay casos difíciles y largos que pueden tardar varios meses en conseguir la estabilidad refractiva, ya que habitualmente hay que pedir varias lentes hasta encontrar las adecuadas. Mi recomendación es que los primeros casos a los que se enfrenta un adaptador deben ser fáciles y asequibles, y no pasar de las 4-5 dioptrías de miopía.

  1. ¿Hay algún tipo de complicación que se pueda derivar de este uso?

En esta vida todo puede tener complicaciones, y la Ortoqueratología no está exenta de ellas. Hay complicaciones leves, como ligeros puntados corneales, líneas fibrilares o anillo férrico, que son totalmente reversibles. Pero también hay otras más serias que estarían relacionadas con la presencia de agentes patógenos y que pueden desencadenar una queratitis microbiana (QM), que es “el coco” de cualquier adaptación de lentes de contacto. De no actuar rápidamente, la QM puede cursar con opacidades corneales que provoquen una disminución de agudeza visual permanente. Por ello, es muy importante no solo informar de las bondades de la técnica a los pacientes, sino también de los riesgos y señales de alerta para detectar el problema en cada caso. Siempre avisamos de que con los primeros síntomas de ojo rojo, pérdida de visión, molestias o dolor, acudan urgentemente a su optometrista u oftalmólogo para evaluar la situación.

  1. Entre una operación láser o el moldeo corneal a través de la Ortoqueratología. ¿Qué le recomienda a sus pacientes?, ¿por qué?

Soy muy franco con mis pacientes e intento explicarles las ventajas e inconvenientes de cada técnica. No todos los pacientes son candidatos a Ortoqueratología como no todos lo son a la cirugía refractiva (aunque en este caso debe ser el oftalmólogo el que indique o contraindique la técnica quirúrgica).

Es más, cuando evalúo por primera vez a un paciente y diagnostico que necesita prescripción óptica, siempre le informo de las diferentes alternativas que tiene para compensar su defecto refractivo: gafas, lentes de contacto diurnas, Ortoqueratología y cirugía refractiva (en caso de que las diferentes técnicas sean aplicables en su caso).

Es cierto que muchos pacientes se encuentran ante la disyuntiva de la Ortoqueratología y la cirugía refractiva. Si planteásemos ambas técnicas en términos económicos, y suponiendo que la cirugía refractiva pudiese garantizar un éxito del 100%, la Ortoqueratología no tendría sentido en adultos. Pero sabemos que no es así, y mientras que la cirugía láser es irreversible (para lo bueno y para lo malo), la Ortoqueratología es reversible (también para lo bueno y para lo malo), por ello podríamos concluir que la Ortoqueratología es una técnica con riesgos más controlados.

  1. ¿Qué novedades se están incorporando en el campo de la Ortoqueratología? En ese sentido, ¿qué futuro a medio plazo se avecina para esta técnica?

Una de las novedades que ya se han visto en algunos congresos son lentes esclerales para Ortoqueratología. Estas lentes, aunque no serían la primera elección, parecen ser útiles en aquellos casos en los que unas lentes corneales no generan un tratamiento correctamente centrado en la pupila.

En cuanto a diseños, ya se están distribuyendo en otros países (todavía no ha llegado a España) lentes para présbitas que generen córneas multifocales, incluso con diseños específicos para présbitas miopes y para présbitas hipermétropes. También se intentan optimizar las lentes de “alta miopía” para generar zonas ópticas cada vez mayores.

En el ámbito del control de la miopía, gran campo de acción de la Ortoqueratología, se está trabajando en diseños específicos con este objetivo. Hoy en día las lentes que se adaptan a un niño para el control de la miopía son exactamente iguales a las que se indicarían a un adulto que no quiere llevar gafas durante el día. Pero ello a veces supone ciertos problemas en la imagen retiniana que generan estas lentes, ya que en bajas miopías se generan zonas ópticas grandes, y parece ser que ello no sería bueno para frenar la miopía en base a las teorías sobre el control de la miopía que se manejan hoy día. Es por ello que se están diseñando lentes específicas para niños y adolescentes para el control de miopía.

Comentarios (1)

  1. Pingback: Nuestros ponentes responden: Joan Pérez | SIODEC - Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo y del Comportamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR