Filemón Galarza: “El objetivo del curso que imparto es que el optometrista piense también como empresario, es un MBA resumido e intensivo”

Filemón Galarza: “El objetivo del curso que imparto es que el optometrista piense también como empresario, es un MBA resumido e intensivo”

Licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia en 1992, ha realizado el MBA Economics International por la Universidad CEU Cardenal Herrera y actualmente se encuentra cursando el Grado en Antropología por la UNED. Filemón Galarza es el ponente del próximo curso de SIODEC ‘Emprendiendo o reemprendiendo: cómo replantear y mejorar la gestión de su negocio‘, que tendrá lugar en el Hotel NH Villa de Coslada (Madrid) durante el 9 y 10 de junio de 2018.

Inició su trayectoria profesional en el área de Recursos Humanos de una empresa del sector Transporte. Posteriormente, tras crear su empresa Galarza&Co en 1994, comenzó prestando asesoramiento a asociaciones  y entidades como ABEAC (Asociación empresarial Vasca Asistencia), CEPAS (Asociación empresarial española de Auxilio en Carretera), FEGRUAL (Federación empresarial española de Auxilio en Carretera), ALACAV (Asociación Valenciana de Laboratorios de Control de Calidad en Construcción), ALACAM (Asociación Madrileña de Laboratorios de Control de Calidad en Construcción), FENALAC (Federación de Empres Españolas de Control de Calidad en Construcción) o AEPNL (Asociación Española de Programación Neurolingüística), hasta la actualidad.

En Galarza&Co es director de consultoría especializada en la creación de empresas y gestión de asociaciones empresariales/profesionales y también es especialista en redacción, puesta en marcha y monitorización de planes de negocio, de reflotamiento y de expansión. En esta entrevista profundiza sobre el curso ‘Emprendiendo o reemprendiendo: cómo replantear y mejorar la gestión de su negocio‘, además de ahondar y reflexionar sobre su trayectoria y experiencia profesional.

1. ¿Por qué decide estudiar Derecho? 

Decidí estudiar derecho por la versatilidad de la disciplina. El Derecho participa, informa y regula multitud de aspectos de la vida humana, por no decir casi todos, lo que me parecía, y me sigue pareciendo, fascinante. 

2. Posteriormente realiza un MBA Internacional. ¿Por qué razón desarrolla esta formación especializada? 

Mi formación jurídica, y tras mi experiencia laboral inicial, necesitaba estar complementada con formación económica. Un MBA internacional es un curso universitario superior de carácter práctico-teórico sobre la gestión de empresas e instituciones y no solamente restringidos a escenarios domésticos sino a posibles escenarios internacionales. Era un complemento perfecto a mis anteriores estudios jurídicos y de economía política. 

3. Tras iniciar su trayectoria profesional en el área de Recursos Humanos de una empresa de transporte, ¿qué motivo le lleva a crear su propia empresa Galarza&Co en 1994? 

Creo que fue una evolución natural. Comencé como responsable de Recursos Humanos en una empresa de transporte de viajeros por carretera, en aquel momento la más importante de las privadas en la Comunidad Valenciana, y en plena crisis post-olimpiadas del 92. Tuve que afrontar la gestión de la reestructuración del personal, la negociación con los sindicatos… un verdadero máster intensivo de ‘gestión del cambio’ en una organización.

Tras estas responsabilidades, y sin dejarlas, pasé a ser ‘adjunto a la dirección’, por lo que pude conocer y practicar qué es la dirección estratégica, además de otras cuestiones inherentes a la gerencia. Con la experiencia habida comencé, de manera paralela a mi trabajo en la empresa, a asesorar a otros empresarios, hasta que en el año 2000, me desvinculé de la entidad, aunque continué trabajando como consultor externo a la misma. Los conocimientos adquiridos debían ser compartidos con más empresarios y de ahí crear una empresa consultora, con un fondo puramente vocacional. 

4. ¿Se embarcó en esta aventura empresarial de forma individual o acompañado por otros socios y compañeros? 

De forma individual. Aunque adquirí un porcentaje de una pequeña empresa asesora consultora -a la que muy posteriormente cambiamos de nombre, nos llamábamos ‘Quasar Lids’- en unos meses quedé, en la práctica, como único socio. Ahora seguimos siendo únicamente mi esposa y yo los socios de la empresa. 

5. ¿Cómo fueron los inicios?

Muy ilusionantes. Mi aventura comenzó sin financiación alguna. Solamente contaba con los escasos ahorros que había conseguido con mi salario y, a partir de ahí, y sin solicitar ningún préstamo -los intereses en aquellos años eran altísimos- pude, poco a poco, consolidar el proyecto. Eran días de 8 horas de trabajo en la empresa de transporte y 4 ó 5 horas posteriores abriendo el despacho para los clientes. Dormía en un sofá en el mismo despacho -menos mal que tenía ducha- y mis primeros clientes con cuota mensual me daba a duras penas para el alquiler y el teléfono. Después aumentaron los clientes, pude contratar una secretaria – que cobraba, mientras yo no-  para, al menos, tener abierto todo el día.

Creo que hasta el cuarto o quinto año todo lo que ingresaba lo reinvertía en el proyecto. Gracias a Dios tenía mi salario en la empresa de transportes y, aunque dormía poco, me permitía vivir y mantener la familia que ya había creado.

No lo consideré nada excepcional, creo que es algo que te ‘viene de serie’ cuando naces en una familia de comerciantes o de pequeños empresarios. Lo vi en mi padre, en mi abuelo… También era una cuestión de orgullo el salir adelante sin pedir nada a la familia. 

6. Además de ser director de su consultora también es docente. ¿Qué le aporta a nivel personal la docencia?, ¿para qué instituciones o entidades ha llevado a cabo formaciones y sobre qué temáticas? 

Creo que la docencia es la forma más hermosa y práctica de mantenerte al día en la disciplina que impartes. Además de tener que estar actualizado en las materias de las que soy profesor -fundamentalmente ‘Creación de empresas’ y ‘Estrategia empresarial’- se tiene la suerte de recibir cotidianamente infinidad de sabiduría de los propios alumnos. Los diferentes puntos de vista, las perspectivas diversas de los alumnos – de diferentes nacionalidades – son elementos muy enriquecedores. Cada curso es un nuevo máster en el que soy también un alumno de mis alumnos. ¿Cómo no voy a aprender de ellos, muchos de ellos empresarios de éxito e incluso consejeros del Gobierno Valenciano?

Mi experiencia docente se ha desarrollado en su mayor parte, y desde 2001, en la Universidad Cardenal Herrera CEU San Pablo, en los programas de MBA Internacional, tanto en el máster para alumnos de postgrado universitario como máster dirigido a gerentes y directores de empresa. Además de ello he participado en formaciones de otros entes, últimamente, por ejemplo, en un máster para arquitectos de la Universidad Politécnica de Valencia organizado por el Instituto Valenciano de Edificación. 

7. Es mentor empresarial acreditado por la EMCC (European Mentoring and Coaching Council), ¿desempeña labores de coaching?, ¿para qué tipo de empresas? 

Como consultor de dirección mi trabajo es de un constante mentorizaje. No solamente damos las soluciones concretas al empresario para resolver un problema sino que trato de dar un pasito más y que el empresario o directivo entienda cómo llegamos a esa solución. El objetivo es que dicho directivo o empresario pueda en un futuro llegar por sí solo a las soluciones necesarias. Ese es el papel de coach que desarrollamos. Esta tendencia al mentorizaje la hacemos prácticamente para todas las empresas y organizaciones que asistimos y, si bien ofrecemos la posibilidad de ser ‘solamente mentor o coach’, en la práctica lo incluimos de manera formal o informal a casi todas las entidades para las que trabajamos, que son de diferentes dimensiones y de muchos sectores diferentes. 

8. ¿Qué consejos básicos le daría a un optometrista que está pensando en emprender y crear un Centro de Optometría por su propia cuenta?, ¿qué herramientas son esenciales para echar a andar en este ámbito? 

¡Pues sencillos y complicados a la vez ! En primer lugar, tener y mantener la ilusión. Como dice el refrán ‘Quién la sigue la consigue’. Trabajar 25 horas al día sin dejar de formarse y reinvertir en el propio negocio. Al principio quizá ganes menos que el primer empleado que contrates…

No hay fórmulas mágicas ni herramientas infalibles, pero es necesario confeccionar un buen ‘business plan’ en el que hayamos estudiado nuestras posibilidades e implantar una gestión ‘lean’ que nos permita, con el menor coste posible, redirigir el negocio conforme aparecen las dificultades o errores de planificación, que siempre van a aparecer.

9. ¿Qué tipo de errores son los que más frecuentan las personas que deciden emprender un negocio y que cuentan con una extensa formación técnica dentro de su sector o campo de actividad pero carecen de formación empresarial? 

Pues el error fundamental es confundir la excelencia técnica de su sector con la excelencia empresarial. Un magnífico optometrista puede ser un pésimo empresario. Hay profesionales que heredan el negocio familiar y ya tienen una formación implícita en la llevanza de una empresa, pero ni siquiera este suele ser un ejemplo abundante.

Si nuestro proyecto no sale adelante, pocas posibilidades tendremos de expresar nuestra excelencia profesional. Tener la formación mínima para entender como funcionan los negocios no es complicado ni caro. No hace falta estudiar un MBA o una licenciatura en administración de empresas. Sin esta formación se cometen errores concretos como, por ejemplo, no tener criterio para contratar los colaboradores, no tener criterio para establecer los precios de los productos o servicios o incluso no tener criterio para la ubicación de nuestro negocio. 

10. ¿Podría mencionar el caso o los casos más relevantes o de éxito con los que haya trabajado durante su trayectoria laboral asesorando a empresas, tanto ya iniciadas como a punto de ser creadas?

Asesorando empresas concretas hemos salvado del cierre a muchas o hemos relanzado proyectos congelados. Hemos ayudado, por ejemplo, a crear desde cero una empresa -con un emprendedor entonces veinteañero- que ahora gestiona el márketing de la mayor aerolínea de transporte de mercancías de Singapur. También implantamos como consultores para una empresa la primera certificación ISO 9000 en el sector de transportes de viajeros en España.

Quizá lo más relevante han sido las intervenciones para colectivos de empresas como, por ejemplo, organizar las acciones reivindicativas de pequeños empresarios de grúas de toda España frente a las todopoderosas compañías aseguradoras, que concluyó con más de un mes de ‘huelga empresarial’ -con mucha repercusión mediática- y un aumento de más del 50% de las tarifas que recibían los pequeños empresarios. También, y a raíz de aquello, la posibilidad de cambiar la legislación sectorial de tráfico aplicable a ese sector – ahora la misma Dirección General de Tráfico nos consulta en caso de modificaciones -.

En otros sectores ampliar el campo de actuación de empresas de ingeniería de control de calidad en la construcción creando nuevos productos y consiguiendo que sean requeridos por la administración en las nuevas construcciones, o dar consistencia, seriedad y estandarizar la formación en Programación Neurolingüistica para los numerosos centros que ofrecen este tipo de formación. Los ejemplos son numerosos, de hecho hay algunas asesorías que nos contratan para sus ‘casos imposibles’ y, la verdad, no nos podemos quejar de nuestros resultados.

11. ¿Cuál es el objetivo principal que pretende conseguir con el curso ‘Emprendiendo o reemprendiendo: cómo replantear y mejorar la gestión de su negocio’ que imparte el 9 y 10 de junio? 

El objetivo es doble: el inmediato es dotar de herramientas para que pueda iniciar o reiniciar el negocio de una manera ordenada y razonable, enseñando cómo confeccionar y ‘pensar’ un business plan. El ulterior es tratar que el optometrista dé un ‘salto conceptual’ y se acostumbre a pensar ‘en empresario’ además de ‘en optometrista’. Esto último tiene mucho que ver con lo que anteriormente mencionábamos del mentorizaje o coaching. 

12. ¿Por qué animaría a un optometrista a inscribirse a esta formación?

Animaría a inscribirse en ésta y en las demás formaciones sobre gestión que impartan otros profesionales porque es una oportunidad de iniciarse en una serie de conocimientos y herramientas de aplicación práctica, muchas de las cuales podrá, casi el día después del curso, implementar en su negocio. El curso – y la parte de post curso que propongo – constituyen una especie de MBA resumido intensivo a un precio testimonial.

13. ¿Con qué competencias adquiridas saldrán los alumnos que asistan a esta formación? 

Las competencias concretas son muchas y variadas. Mejor resumirlas en dos grandes epígrafes: en un primer lugar, la capacidad para proyectar cómo le gustaría que fuera su negocio y de dar los pasos específicos para alcanzar este sueño de manera razonable y sorteando, o aceptando, las  dificultades que surjan. En segundo lugar, la capacidad para pensar de manera flexible, para reencuadrar o redirigir su estrategia para, de manera ágil, poder gestionar el camino a ese sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con