¡Descubre los dos nuevos Socios Clínicos de SIODEC!

¡Descubre los dos nuevos Socios Clínicos de SIODEC!

En SIODEC contamos con dos nuevos profesionales Socios Clínicos: Andrés Álvarez y Antía Blanco, profesionales a los que desde SIODEC queremos transmitir nuestra enhorabuena por su esfuerzo y dedicación y por haber superado con éxito este duro proceso de especialización dentro de nuestra organización. Ser Socio Clínico significa que SIODEC avala que estos profesionales han demostrado tener formación y experiencia clínica en el campo de la Optometría Comportamental y la Terapia Visual (ver Requisitos y Fases para Ser Socio Clínico de SIODEC).

Para poder optar a ello, además de otros requisitos, hay que presentar y aprobar un caso clínico. Para ello, SIODEC pone a disposición a un mentor que ayuda y orienta al aspirante en el proceso de presentación del caso. Además, SIODEC también cuenta con un tribunal de corrección, compuesto por profesionales altamente especializados, que evalúa y corrige minuciosamente cada trabajo y ratifica, o anula, su competencia (ver los Pasos a Seguir para ser Socio Clínico de SIODEC de forma gráfica).

Andrés Álvarez

andresalwebDiplomado en Óptica y Optometría por la Universidad Complutense de Madrid en 2006, se introdujo en el campo de la Optometría Comportamental y la Terapia Visual en 2007 gracias al Máster Clínico de Optometría y Terapia Visual en el Centro de Optometría Internacional (COI). Desde entonces, y hasta la actualidad, ejerce en dicho centro como profesor asociado en los Cursos Avanzados de Optometría, Terapia Visual y Contactología.

Su interés por la Optometría Comportamental le ha llevado a continuar su formación con numerosos congresos y cursos en distintas áreas como la Terapia Visual, Contactología, Fototerapia Syntonic, Reflejos primitivos, Desarrollo Neurológico, Estrabismo, Dificultades en el Aprendizaje y Estimulación Auditiva, destacando en 2017 el Curso de Alta Especialización en Optometría y Terapia Visual impartido por el Dr. Robert Sanet.

En 2007 comienza su trayectoria clínica profesional en el Centro de Optometría y Terapia Visual Visual Clinic, ubicado en Madrid, donde actualmente destaca su labor en el diagnóstico de disfunciones visuales y visuoperceptivas, así como el tratamiento mediante terapia visual neuro-cognitiva, con especial interés en los campos de población especial, traumatismos craneoencefálicos, ambliopía y estrabismo. Complementa su práctica diaria con adaptaciones de contactología, Orto-k, Reflejos Primitivos y Estimulación Neuro-Auditiva, en relación a los problemas de aprendizaje.

Según Andrés, él recomendaría a los socios de SIODEC superar este proceso “en primer lugar, porque sirve de herramienta para aportar rigor a nuestra profesión y a nuestra práctica diaria. En los últimos años, la Optometría Comportamental está creciendo de manera importante y demostrar el cómo y el porqué funciona nos ayuda a crecer de forma sólida como profesionales y como colectivo”. En segundo lugar, Andrés opina que “se hace un ejercicio de autoevaluación muy interesante. A pesar de trabajar con una población muy diversa e individualizar los tratamientos, el acto de organizar el trabajo realizado y recapitular sobre los motivos que trajeron al paciente a nuestra consulta y los hallazgos optométricos del examen, sirve para hacer autocrítica de si la secuencia y los procedimientos llevados a cabo fueron los adecuados o no, así como descubrir la causa por la que se obtuvo o no el éxito deseado, en relación a otros pacientes de condiciones similares.

Por último, este joven profesional comenta que superar el proceso de Socio Clínico te otorga “enriquecimiento personal, que supone mostrar tu conocimiento y tu trabajo diario a tus colegas de profesión, exponiéndote también a su opinión, a su experiencia y, sobre todo, a la discusión constructiva de ideas”. En este sentido, Andrés destaca “la figura del mentor, en mi caso Lucila To, por el feedback que me ha aportado y por provocar el planteamiento de ideas que me han ayudado a entender y explicar este caso clínico y, en adelante, muchos otros”.

Antía Blanco

antiawebDiplomada en Óptica y Optometría por la Universidad de Santiago de Compostela en 2010, Antía logró el Premio Fin de Carrera a la excelencia académica de la Comunidad Autónoma de Galicia. Entre 2011 y 2013 obtuvo el título de Grado en Óptica y Optometría y el Máster en Investigación en Ciencias de la Visión y, durante el curso 2012-2013, llevó a cabo una beca de colaboración en el área de Optometría de la Universidad de Santiago de Compostela. Además, entre 2015 y 2016 realizó el Curso de Alta Especialización en Optometría Comportamental y Terapia Visual impartido por el Dr. Robert Sanet.

Con tan solo 29 años recién cumplidos, actualmente trabaja la adaptación de lentes neuro-funcionales con integración de reflejos primitivos y terapia visual comportamental, principalmente en ambliopías, estrabismos y problemas de aprendizaje. Y es que, desde 2010, combina la formación con su trabajo de optometrista en Eugenio Blanco Ópticos-Optometristas, ubicado en el municipio pontevedrés de Bueu. De esta manera, Antía considera “imprescindible en la profesión de optometrista la formación continuada y multidisciplinar” que, según sus palabras, le “hace entender cada vez mejor las necesidades de mis pacientes”.

Antía recomienda a los socios de SIODEC superar el proceso para ser Socio Clínico porque “creo que este proceso me ha ayudado a crecer de dos formas distintas: por un lado, inicia un proceso de auto-crítica que es muy difícil de llevar a cabo cuando estás dentro del día a día en el trabajo. He hecho cambios que me han ayudado a mejorar mi organización y dinámica de terapia”. Y por otra parte, Antía afirma que “gracias a mi tutor, Salvador Pérez, he descubierto aquellas áreas en las que necesito ampliar conocimientos, y ahora tengo claro hacia dónde orientar mis próximos esfuerzos en temas de formación”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con